Un tío suertudo

Un tío suertudo

Tengo un amigo que siempre tiene más suerte que el perro flautista, lo digo en serio. Casi todos los años le toca la pedrea en Navidad, tanto en el sorteo del Niño como en el Gordo pero es que, además, le tocó un buen pellizco durante dos años consecutivos. También le tocó una vez en la Once, nada desorbitado pero siempre viene bien una ayuda, y las dos veces que hemos idos al Bingo lo ha cantado él.
Sigue leyendo
Por fin un viaje tranquilo

Por fin un viaje tranquilo

Normalmente, cuando dices que has estado de viaje y que has vuelto cargada de turrón hasta arriba, la gente piensa inmediatamente que has estado en Jijona o, como mucho, en Alicante ¿verdad? Es lo lógico. Y además, ese viaje suele ser en fechas previas a Navidad. Sin embargo, como yo soy tan especial, he vuelto a casa cargada de turrones para toda la familia desde Bilbao y en pleno abril. ¿Soy o no soy original?
Sigue leyendo