Intento ecológico fallido

Intento ecológico fallido

No valgo ni para ser ecológica, lo digo en serio. En una de estas “voladas” o locuras que me dan a mí, me convencí a mí misma de  que si las dietas no me valían igual comiendo sano, ecológico y equilibradamente conseguía estar en mejor forma (ya que lo de bajar de peso lo veo como un imposible), así que empecé a dejarme un dineral en la compra semanal. Porque eso sí, querer ser sano sale caro.
Sigue leyendo