¿Tallas Grandes?

¿Tallas Grandes?

La semana pasada tenía una boda de esas a las que no puedes faltar, aunque no te apetezca demasiado ir, y tenía que comprarme un vestido mono o algo porque hasta ahora sólo había ido a bodas veraniegas y todo lo que tenía era de tirantes y con colores más bien llamativos. El problema es que, como sabréis, para las chicas rellenitas comprar ropa supone toda una odisea porque en las tiendas comunes no suelen tener tallas grandes y las tiendas especializadas se suben a la parra con los precios.
Sigue leyendo