La Foto Familiar del 2016

La Foto Familiar del 2016

Mi hermana se empeñó en hacer un reportaje fotográfico a su bebé, como esos que están ahora tan de moda, sólo que nosotros, como somos más originales, queríamos un reportaje del bebé y también del resto de la familia con el bebé. Cuando el fotógrafo, Aday Ortega, nos vio aparecer por allí con mil trastos encima y hablando a voz en grito se quedó blanco, como la cal. Yo creo que se pensó que éramos una especie de familia gitana: Todos a una como Fuenteovejuna
Sigue leyendo
Nueva decoración en el jardín y varios accidentes de regalo

Nueva decoración en el jardín y varios accidentes de regalo

No sé si alguna vez habréis intentando ejercer de manitas en casa pero yo no os lo aconsejo aunque penséis que sois mañosos, da lo mismo, o eres profesional o te arriesgas a liarla parda. Jamás me atreveré a intentar solucionar un problema de fontanería o electricidad pero en cuestión de muebles pensé que, ya que soy buena en manualidades, podría salir del paso.

Hace ya mucho tiempo que quiero redecorar el jardín con muebles fabricados a base de palets. El motivo principal es económico: no me apetece dejarme una pasta en muebles que quedarán al aire libre y se

Sigue leyendo
Cuando la flecha de la báscula no baja

Cuando la flecha de la báscula no baja

Yo no me veo mal. A ver, no soy una niña mona, finísima y esbelta pero es que tampoco lo pretendo. Digamos que mi cuerpo es como una bolita rellena de puro amor… ¡Vamos! ¡Qué tengo más michelines que el muñequito ese de los neumáticos pero como me miro con buenos ojos pues me creo una mujer con elegantes curvas! El problema es que la semana pasada me fui de compras y cada cosa que me probaba me hacía parecer una especie de morcilla embutida. Y es que últimamente sólo hay dos opciones: o te compras ropa súper ceñida, o te compras ropa tipo saco, súper ancha en plan oogie woogie man. Hay muy pocas tiendas de ropa pensadas para mujeres voluminosas. De hecho, la mayor parte de mi ropa la compro por Internet donde las prendas, como estas blusas de tallas grandes, parecen estar pensadas para mujeres de verdad y no para sílfides.
Sigue leyendo